ReINgeniería de Vida para Crear Abundancia, Bienestar y Libertad desde Tu Esencia: ¿Cómo descubrir la OPORTUNIDAD dentro de la crisis?

lunes, 17 de noviembre de 2008

¿Cómo descubrir la OPORTUNIDAD dentro de la crisis?

Hoy quiero compartir con ustedes un texto de Albert Einstein que se encuentra al final de mi reflexión, que lo relaciono con la crisis que está viviendo el mundo actualmente, aunque al mismo tiempo tiene que ver con muchas crisis que vivimos a diario en nuestras vidas.

De alguna manera todos tenemos participación en estas crisis sociales y personales y debemos buscar la manera de resolverlas y transitarlas. Noten que esta postura nos otorga poder.

Desde la posición de víctima, vivimos las circunstancias como un castigo divino. Estamos en desacuerdo pero aguantamos lo que nos toca, permanecemos en una zona de comodidad y parálisis. ¿Cuál es el beneficio que ganamos de esta postura? El sentirnos inocentes, porque podemos "zafar" (sacarnos culpas de encima), porque culpabilizamos a algo externo (persona, país, etc.). ¿Cuál es el precio que pagamos desde esta postura? La impotencia y el ser simples expectadores de lo que ocurre. Vemos el problema desde afuera mientras sentimos que no podemos hacer nada... porque estamos convencidos que el problema está afuera, ¡externo a nosotros!

Algunas conversaciones que se escuchan o se piensan desde esta postura son...

"Yo soy así..."
"La situación está cada vez peor y no podemos hacer nada"
"Vivo deseando, esperando..." (ojalá, me gustaría, espero, deseo)
"Los demás son culpables..."
"SOY EL RESULTADO DE LO QUE SUCEDE AFUERA"

A pesar de que muchas veces si somos víctimas de lo que ocurre, permanecer sin fin en esta emoción pesimista lo que provoca es que nos instalemos en un estado de ánimo constante de resignación sin posibilidad alguna de cambio. "Respondemos" de manera reactiva, re-accionando a estímulos externos, esperando que afuera pase algo "mágico" que cambie nuestra situación para recién nosotros poder hacer algo. Y con esta forma de mirar la realidad no tarda en llegar el resentimiento, que sigue y sigue drenando nuestra energía y poder personal.

Existe otra postura desde la cual podemos pararnos y es LA POSICIÓN DE RESPONS(H)ABILIDAD, es decir nuestra habilidad de respuesta al entorno que nos rodea. El beneficio que ganamos desde esta postura es el poder personal, nos sentimos poderosos y proactivos (PRO-ACTIVOS), adelantándonos para buscar alternativas de acción, disponiéndonos a buscar soluciones, introduciéndonos dentro del problema y haciéndonos cargo desde un rol completamente protagonista. Intentamos crear las posibilidades que todavía no existen; y en el medio de tantos "no puedos" ya sea dicho por otros o nacido de nuestro propio pensamiento, tratamos de no escucharlos y en su reemplazo, elegimos conversaciones internas de posibilidad.

Les propongo algunas preguntas que vienen a mi mente para que se las hagan a ustedes mismos en momentos de situaciones adversas y difíciles que enmarca esta postura de responsabilidad y protagonismo:

¿Qué mensaje subyace oculto en esta situación?
¿Cómo podría convertir esto en una oportunidad?
¿Cuáles son las posibilidades que aparecen ante estos hechos?
¿De qué manera puedo observarlo para que me sirva y apoye hacia lo que realmente quiero?
¿Qué bendiciones y privilegios de mi vida necesito reconocer y disfrutar?
¿De qué tengo que hacerme cargo yo?
¿Por qué y para qué será que me pasa esto?
¿Qué me falta?
¿Cómo me encuentro en otras áreas de mi vida? ¿Me pasa algo parecido? ¿Me siento víctima?
¿Vivo con lo que me toca o busco alternativas para estar mejor?
¿Para qué permanezco en una emoción pesimista? ¿Cuál es el beneficio?
¿Qué precio estoy pagando por seguir actuando de la misma manera?
¿Qué beneficios tendría si mi manera de actuar fuera diferente?
¿Qué tengo que hacer que antes o hasta ahora no hice?
¿Cuánto tiempo más voy a seguir buscando culpables antes de hacerme responsable de la parte que me corresponde?
¿De qué manera lo podría encarar de una manera diferente con respecto a como lo venía encarando hasta ahora?
¿Cómo podría llevarlo a cabo?
¿Qué me impide hacer algo diferente?
¿De qué tengo miedo? ¿En qué hechos se basan esos temores? ¿Te parece que están fundados?
¿Qué pedidos de ayuda me hace falta hacer y a quiénes?
¿Estoy en contacto con lo que necesito?
¿Qué haría si me quedara 1 año de vida?

Actuamos desde la excelencia, cuando elegimos enfocarnos en lo que tenemos hoy, en lo que sí está bajo nuestro control, en lo que podemos hacer partiendo de las bendiciones que tenemos mientras ampliamos el abanico de distintas interpretaciones para elegir aquella que nos apoye más hacia los resultados que deseamos. Las emociones que aparecen en nosotros a partir de esta postura responsable son el entusiasmo, el compromiso (como elección y no como obligación), el alivio, la claridad, las ganas y el sentirnos en paz para aceptar lo que no podemos cambiar (la facticidad de la vida) poniendo todo lo mejor de nosotros en aquello que si está bajo nuestro control y sí podemos cambiar.

Algunas conversaciones que se escuchan o se piensan desde la postura de responsabilidad son...

"Me hago parte del problema..."
"Yo busco y encuentro alternativas de solución..."
"Pido la ayuda que necesito..."
"A pesar de lo mal que me siento buscaré la manera de resolverlo, no me daré por vencido..."
"Comunico inconvenientes de manera efectiva..."
"Elijo ver el lado bueno de esta situación..."
"Me pregunto, ¿qué quiero que ocurra en ésta situación?"

Aunque no podamos cambiar algunos resultados, podemos aprender de los errores y declararlos espacios de aprendizaje para eliminar su connotación negativa, considerándolos como maestros en nuestro camino para mejorar nuestro accionar futuro.

Elegir actuar desde una búsqueda de nuevas oportunidades nos abrirá el camino para vivir en una zona de creación, expansión y diseño de futuro, honrando nuestros objetivos sintiéndonos literalmente el "ORIGEN DE NUESTROS RESULTADOS".

¿Cuánto tiempo más vamos a seguir buscando culpables antes de hacernos responsables?

Aquí les dejo el texto de Albert Einstein que les prometí. ¡Que lo disfruten!

Gracias por existir y hacer que valga la pena esto que hago cada día para ustedes ... por supuesto todo esto se traduce en mi propio bienestar y por eso también les digo ¡GRACIAS!

"Nada ha cambiado.
Solo yo he cambiado.
Por lo tanto, todo ha cambiado"
Marcel Proust

Con amor,
Ana Cecilia



"No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a las personas y a los países porque la crisis trae progresos.

La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar "superado".

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más los problemas que las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.

El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.

Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla".

Albert Einstein


¡Gracias a mi querido amigo Carlos D'Andrea que me envió este maravilloso texto!

4 comentarios:

  1. La variable susceptibilidad de las personas suele ser un impedimento de busqueda de ayuda, pero sobre todo de aceptacion de la misma; a veces parece ser que la propia naturaleza humana crea esos perfiles antagónicos entre lo que se desea ser y lo que se posee para serlo, y es por ello que tan válido me parece tu aporte. Poner de manifiesto nuestros "quieros" vs "qué hago para", explicita de manera casi mágica (visto desde un deja vú diario) qué nos pasa y cuán al alcence de la mano está la superación...
    Adelante!

    ResponderEliminar
  2. Kurtteim, ¡muchas gracias por tu reconocimiento!

    René, gracias por tu comentario. Preciso, claro, revelador... ¡Muchas gracias por tu aporte!
    Ana Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Muy buena sintesis sobre la crisis, estoy muy de acuerdo y excelente la manera de trasmitirlo. Te paso un link de algo al respecto escribi hace un mes. http://caminardescalzos.blogspot.com/2008/11/crisis-que-hacer.html
    y otra hace 2 semanas
    http://caminardescalzos.blogspot.com/2008/11/crisis-pesar-de-todo.html
    Saludos MArcelo

    ResponderEliminar

Blog Widget by LinkWithin
Tu información está 100% protegida y no será compartida con nadie.